Hogar

¿Es igual el colchón para niños que el de bebés?

colchon para niños

La compra de un colchón para bebés así como el paso al colchón para niños es una decisión muy importante. Existen diferentes materiales, diseños y firmezas entre los que elegir el que mejor se adapte a las necesidades de los pequeños de casa.

Si quieres ahorrar, reutiliza la cuna pero no el colchón, ya que el uso ha podido provocar deformaciones que perjudicarán el descanso y salud de tu bebé. También debes tener en cuenta que si no se ha limpiado correctamente, los ácaros presentes en el colchón pueden provocar alergias.

Colchones para bebés

Los colchones de bebé deben tener la suficiente resistencia y dureza para evitar que se hundan o deformen con el peso del bebé. También deben ser transpirables, para evitar la aparición de humedades y evitar el calentamiento del colchón, además de contar con un grado medio de adaptabilidad para que el bebé duerma cómodamente. El colchón tiene que encajar perfectamente en el espacio disponible, evitando que queden huecos entre los que pueda quedarse enganchado el pequeño.

Los colchones pueden ser de viscoelástica, fibras naturales, látex, muelles, etc. Es recomendable que las fundas se puedan quitar, de esta forma podrás lavarlas todas las veces que quieras, asegurando así una mayor limpieza e higiene.

Colchones para niños

Los niños crecen y sus necesidades cambian, es recomendable comprar un colchón para niños cuando estos tengan dos o tres años y cambiarlo cada cinco años aproximadamente. Es recomendable empezar con un colchón para niños con firmeza 1 e ir cambiando de firmeza al grado 2 y 3, según el niño vaya creciendo.

La firmeza y comodidad del colchón ayudarán a descansar correctamente al pequeño además de asegurar un crecimiento y desarrollo adecuado. De igual forma que el colchón de cuna, el colchón para niños debe ser transpirable y contar con un tratamiento antialérgico.

Leave a Reply

Your email address will not be published.Required fields are marked *