Motor

Cuando el coche no para de darte problemas

Tener un coche resulta ser más difícil de lo que pensábamos, aunque es verdad que cuando lo compramos todo es de color de rosas resulta ser que no es en lo único que debemos pensar, cuando el coche ya tiene problemas para arrancar y no es problema de la batería, cuando empieza a darnos más de un serio problema, debemos pensar seriamente en ir renovándolo. Seguro que os habéis echado las manos a la cabeza porque he dicho una solemne tontería, sabiendo cómo están las cosas nadie puede ni tan siquiera plantearse el comprar un coche nuevo. El problema que tienen los coches cuando los compramos es que pierden su valor mucho antes de lo que pensamos, vender un coche ya usado nos hace perder dinero nos pongamos como nos pongamos, y es que hasta en el hipotético caso de que quisiéramos incluso venderlo nada más salir del concesionario, no podríamos venderlo por su valor sino por mucho menos.

Por eso es que cuando llegamos al punto en el que el coche no para de estar en el taller es que debemos plantearnos muy seriamente que hacer con él, sabemos que en esas condiciones no lo vamos a poder vender a un particular, cualquier persona pone el coche en manos de un profesional antes de comprarlo para que le diga en qué estado se encuentra nadie compra a ciegas y en ese caso sabemos que tenemos todas las papeletas vendidas para no venderlo. La única opción que queda es vender cochesparadesguace es verdad que nos puede parecer que el coche no está para llevarlo al desguace y que igual se le puede sacar algo más de jugo, pero llegados a este punto en el que solo nos da problemas lo mejor es salir por la puerta grande y al menos sacarle algo de beneficio.

Son muchos los desguaces que tasan el vehículo y te dan lo que te corresponde, sin gastos de ningún tipo, porque además ellos recogen el vehículo con grúa propia sin coste alguno, ellos le dan de baja evitándonos molestias, en definitiva, merece mucho la pena contar con sitios así en estos momentos.  Conservar un coche viejo nos puede llevar a gastar mucho más de lo que pensamos por eso solo es cuestión de pensar bien antes de dar el primer paso, y ver los pros y contra que tenemos.

Leave a Reply

Your email address will not be published.Required fields are marked *